El Gobierno de la Junta de Andalucía, la Unión General de Trabajadores de Andalucía, Comisiones Obreras de Andalucía y la Confederación de Empresarios de Andalucía han suscrito el 30 de enero de 2017 el PACTO ANDALUZ POR LA INDUSTRIA que es el primer eslabón de una cadena en favor de la industrialización de Andalucía que no sólo persigue incrementar el peso específico del sector en el PIB autonómico, sino también implicar al conjunto de la ciudadanía en ese gran objetivo. Pero nadie puede transformar unilateralmente la estructura económica de un territorio, y por eso este Pacto llama a la suma de esfuerzos y voluntades y es por ello que los firmantes del mismo invitan a adherirse e incorporar su voluntad de compromiso con el desarrollo de las inmensas posibilidades de la industria en Andalucía a cuantos profesionales, empresas e instituciones deseen acompañarlos en este reto apasionante.

ACUERDOS

  • Desarrollar el tejido industrial andaluz.

El objetivo, que para 2020 las industrias manufactureras y de servicios avanzados incrementen hasta el 18% sus aportaciones al VAB andaluz. Para ello se prevé:

  1. Aumentar en un 20% el número de empresas manufactureras y de servicios industriales de entre 10 y 50 personas trabajadoras.
  2. El aumento de la productividad basado en el desarrollo tecnológico de las industrias y su competitividad.
  3. Incidir en la reducción de su intensidad energética en al menos un 5%.
  4. El diseño e implementación de actuaciones de acompañamiento y asesoramiento en procesos de integración industrial.
  • Aumentar el empleo industrial y mejorar su estabilidad, su calidad y su seguridad.

El gran objetivo es alcanzar los niveles de empleo industrial previos a la crisis, cuando en Andalucía el sector secundario ocupaba a 533.798 personas. Para ello se propone:

  1. El desarrollo de acciones formativas que aumenten la capacitación de las plantillas, entre otras,  para la aplicación de la innovación. Formación profesional dual de carácter industrial.
  2. La reducción de la tasa de temporalidad en un 10%.
  3. La mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo que impulse una tendencia sostenida de reducción de la siniestralidad al objeto de disminuir en un 30% la tasa de accidentes graves y mortales en la industria manufacturera y en los servicios avanzados científicos y técnicos.
  4. La aplicación de criterios que favorezcan la igualdad de género, propiciando el aumento de la incorporación de mujeres al ecosistema industrial.
  • Reforzar la innovación en la industria.

En este apartado, son cuatro los objetivos: multiplicar por dos el número de empresas manufactureras innovadoras en el marco de la Comunidad Autónoma; aumentar en un 20% la intensidad de la innovación en las empresas existentes; elevar el número de solicitudes de patentes nacionales un 50%; y duplicar el porcentaje de empresas del sector industrial que se incorporan al mercado digital (para alcanzar el 22,6% de empresas que ofrezcan servicios on line). Para ello se prevé adoptar medidas como éstas:

  1. La incorporación por parte de las empresas de la cadena de valor de tecnologías facilitadoras (nanotecnología, mico y nano electrónica, fotónica, materiales avanzados, sistemas avanzados de fabricación y biotecnología industrial).
  2. El impulso a la ejecución de proyectos de I+D+i.
  • Impulsar la internacionalización de las empresas industriales.

El reto es, por un lado, aumentar en un 20% el número de empresas exportadoras con un volumen de exportaciones superior a los 50.000 euros anuales, y en idéntico porcentaje el importe de las exportaciones, y por otro, incrementar en un 50% la exportación de actividades de media y alta tecnología y en un 30% la  Inversión Extranjera Directa en la industria manufacturera y en los servicios avanzados científicos y técnicos. Para ello se contemplan, entre otras medidas:

  1. Se destinarán recursos a conocer las características de los mercados exteriores de mayor interés, a colaborar con ellas en la búsqueda de socios locales o a facilitar la creación de sucursales en otros países.
  2. El desarrollo de acciones proactivas para el posicionamiento de Andalucía como región atractiva para la inversión extranjera directa, tanto en el ámbito internacional como en el nacional.
  3. La colaboración en la búsqueda de emplazamiento para las empresas que decidan instalarse en nuestra Comunidad Autónoma, facilitándoles los trámites administrativos derivados de esta decisión.
  • Promocionar la cooperación mutua entre empresas, agentes del sistema regional de innovación y administraciones, en un marco abierto, transparente e interconectado en el que las relaciones permitan el intercambio de información y la colaboración para alcanzar objetivos comunes.

Se persigue el incremento en un 50% del número de empresas industriales manufactureras que colaboren con otras homólogas en el desarrollo de productos y/o procesos. Para ello se prevé:

  1. El impulso a una Administración más innovadora, que permita mejorar las condiciones administrativas para que las empresas industriales puedan desarrollar todo su potencial.
  2. La configuración de acciones piloto para realizar ensayos a pequeña escala de acciones sobre las que no se tengan referencia previa.
  3. Luchar contra  la economía sumergida y la competencia desleal.
  4. La armonización regulatoria y la simplificación administrativa, reduciéndose así la duración y el coste que generan los procedimientos.
  5. Aprovechar el potencial tractor de las grandes empresas industriales instaladas en la Comunidad Autónoma para desarrollar la base industrial de Andalucía, que ayude a incorporar a estas cadenas globales de valor a la industria auxiliar y complementaria andaluza.

Todo ello para lograr la aspiración compartida por toda la sociedad andaluza de que la industria sea clave en la generación de empleo de calidad a través de un modelo productivo, donde el conocimiento y la innovación sean la base de la productividad y competitividad de la industria andaluza, y contando para ello con empresas que usen de forma eficiente el capital territorial, que estén integradas en sólidas cadenas de valor y mantengan fuertes exigencias de responsabilidad hacia la sociedad andaluza y el medio ambiente.

Con este Pacto Andaluz por la Industria se crea un canal de comunicación preferente entre la Junta de Andalucía y todos los agentes del ecosistema industrial de Andalucía que se adhieran al mismo facilitando que fluya la información referente a este Pacto y a la Estrategia Industrial de Andalucía 2020 en un doble sentido, estableciendo una interrelación más cercana y posibilitando una comunicación inmediata.